José Rafael Ojeda Durán

El único y legítimo interés de la Semar es servir a la patria, nunca aspirar al poder: Ojeda

En una reciente entrevista, el Secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, dejó en claro que el único y legítimo interés de la Semar es servir al país y que nunca aspirará al poder.

 Los comentarios de Ojeda llegan en un momento en que existe una creciente preocupación por la militarización de México, el gobierno ha dado a las fuerzas armadas un papel más importante en la seguridad pública, y ha habido informes de abusos a los derechos humanos por parte de militares.

Sin embargo, Ojeda insistió en que la Semar está comprometida con la defensa del estado de derecho y el respeto a los derechos humanos.  

«No somos una fuerza policial», dijo. “Nuestro papel es apoyar a las autoridades civiles y siempre lo haremos de conformidad con la ley”.

 Los comentarios de Ojeda han sido bienvenidos por algunos grupos de derechos humanos, quienes han criticado durante mucho tiempo la dependencia del gobierno mexicano de las fuerzas armadas para combatir el crimen.  

Sin embargo, otros han expresado escepticismo, señalando que la Semar tiene una larga historia de participación en asuntos políticos.

 Solo el tiempo dirá si las palabras de Ojeda estarán acompañadas de acciones. Sin embargo, sus comentarios son una buena señal de que la Semar está comprometida con servir al pueblo de México y no seguir su propia agenda política.

 ¿Podrá la Semar romper con su pasado y convertirse en una institución verdaderamente apolítica?

 La militarización de México es un tema complejo que no tiene respuestas fáciles.  

Existen preocupaciones legítimas sobre el potencial de abusos contra los derechos humanos y la erosión del control civil sobre las fuerzas armadas.  

Sin embargo, también hay argumentos de que las fuerzas armadas son las únicas capaces de abordar los desafíos de seguridad de México.

Solo el tiempo dirá si la Semar podrá romper con su pasado y convertirse en una institución verdaderamente apolítica.  

Sin embargo, los comentarios de Ojeda son una buena señal de que la Marina está comprometida a servir al pueblo de México y no seguir su propia agenda política.

El historial de derechos humanos del ejército mexicano, están incluidas denuncias de tortura, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales.

 Los desafíos que enfrenta el ejército mexicano, incluida la corrupción, la impunidad y la falta de recursos.

El futuro de las fuerzas armadas mexicanas, incluida la posibilidad de una mayor militarización o un mayor enfoque en el control civil es su gran reto.

Lucía González

Soy una chica a la que le encanta el periodismo, además de que me gusta, estar bien informada de los últimos acontecimientos importantes en México.

Ver todas las entradas de Lucía González →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *